SOBRE EL CASTIGO

/
0 Comments


El castigo es considerado por la teoría del aprendizaje social como un elemento motivador de la acción social, cuya finalidad sería mejorar la conducta moral del pequeño. Sin embargo, la mayoría de teóricos del aprendizaje social abogan por el empleo del castigo de forma esporádica y adecuada a la edad del niño o la niña y a la acción realizada, pues consideran que no producen cambios de conducta a largo plazo. Es más, las niñas y los niños con familias muy punitivas suelen ser agresivos y con comportamientos poco sociales.

Si la relación entre padres e hijos es normalmente afectuosa y dialogante (estímulo democrático), cuando es escasas ocasiones se utiliza el castigo, éste actúa con mayor fuerza. 

Los castigos siempre deben estar en consonancia con la gravedad de la acción y tan relacionados como sea posible con ella. Por ejemplo, si Rosa rompe intencionadamente un juguete de su amigo Francisco, un castigo podría ser que Rosa tuviese que darle a Francisco un juguete suyo (acción reparadora) y, al mismo tiempo, se le debería explicar a Rosa que si ella se siente mal por la pérdida del juguete, su amiguito Francisco también se sintió mal ante la pérdida del suyo; posibilitando así la comprensión y reflexión de Rosa sobre las consecuencia negativas de sus acciones incorrectas. Para el mismo caso no sería una buena acción castigar a Rosa sin ver la tele al día siguiente, ya que el castigo estaría demasiado alejado de la realidad de la acción y también en el tiempo. Por lo tanto, debe ser inmediato a la conducta, para que se establezca la consecuencia de esa acción.

En cualquier caso, cuando se impone un castigo, éste deberá ser cumplido en los términos que se hayan estipulado, ya que castigar de palabra o levantar el castigo antes de haberse cumplido, es contraproducente. Nunca hay que imponer un castigo o amenazar con ellos si de antemano se sabe que no se va a cumplir, ya que el pequeño aprenderá pronto que no tiene ningún valor.






También te puede interesar...

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.